“Vuela vuela” por Abril y Lluna

20160714_204340_web

Abril, mi hija de 4 años, es una enamorada de la costura. Como también es una enamorada de otras aficiones que va descubriendo poco a poco. Todas las cosas que le llaman la atención requieren concentración, paciencia y habilidad con las manos. No sé si la costura irá siempre con ella pero siempre que puedo le ofrezco la oportunidad de descubrir nuevas maneras de aproximarse a la costura a mano (y también a máquina).

Primero empezó manejando los alfileres en el alfiletero (20 meses), luego le gustaba ayudarme a subir el prénsatelas, luego le preparé un telar que nunca usó demasiado (28 meses), más tarde compré unos cartones que tienen dibujos con agujeros troquelados y ella reseguía el dibujo con puntadas, lo cual acogió con mucho entusiasmo (34 meses). Luego confeccionamos un alfiletero con puntadas entre medio que ella mismo cosió (38 meses). El bastidor llegó poco después, pero no acaba de interesarle, creo que porque no es el mejor momento en su desarrollo.

Antes de cumplir los 4 años recibió su primera máquina de coser (modelo Buki Creation – Professional Studio Couture, máquina para coser -5402-). Tuvimos muchas dudas de si valía la pena regalarle algo tan sofisticado mucho antes de la edad recomendada, pero realmente hace cositas siempre conmigo, claro. Lo primero que cosió con ella fueron unas bolsitas muy sencillas para regalárselas a sus amigos/as cumpleañeros/as. Además les pintaba el nombre con rotulador grueso…). Ahora me he dado cuenta de algo que era de esperar: su máquina, aunque es una de las más recomendadas en el mercado, siempre que nos ponemos a coser se atranca tarde o temprano por el mecanismo interno de la canilla. ¡Qué coñazo! ¡Y qué frustración para ella! Al final tenemos que dejarlo a medias y arreglarla yo por la noche a base de prueba y error. Ahora prefiere coser con mi máquina directamente. Usa el pedal, el pie prénsatelas, y yo aguanto la tela y manejo la puntada adelante y atrás para empezar y terminar costuras. Le explico todo lo que puedo para que se vaya enterando de porqué se hacen las cosas.

Cuando estoy con Abril me acuerdo mucho de mi abuela Dolores, muchísimo. De cuando preparaba las canillas, las clasificaba. De cuando jugaba con la rueda, con el pie, costura adelante y atrás… ¡Me encantaba estar cerca de la máquina! Además, ella fue quien me enseñó a hacer ganchillo y puntadas de muchos tipos (vainilla…). Ésta máquina estaba en un rinconcito de la pequeña cocina que tenía y siempre cubierta con su tapa de madera… ¡qué deseo que la abriera!

dsc_0210_web

La máquina de mi abuela Dolores que actualmente utiliza mi madre

dsc_0213_web

 

dsc_0214_web

Esta falda de vuelo es la segunda que se cose Abril íntegramente con mi ayuda. La primera fue con tela plana y venía en el pack de su máquina de coser. Esta es con tela de punto y la hemos cosido con su máquina una parte y con la mía otra parte. Ella ha escogido ponerle muchas cintas y que tenga muuuucho vuelo para rodar y rodar. El patrón es el Flutter Circle Skirt, es gratuito, y lo podréis encontrar en Sew Mama Sew.

Para mi gusto las medidas que proporciona tienen demasiado largo. La cinturilla de la falda sí me parece apropiada.

l1080459_web

 

20160714_203831_web

 

20160714_203808_web

 

20160714_204059_web

 

Lluna y su acercamiento a la máquina de coser y la costura es también digno de recordar. Desde pequeña le llamaba la atención el ruido de la máquina y, sobre todo, sus botones. Ella no esperaba a mis explicaciones sobre cómo funcionaba esa máquina, ella quería y quiere probar y probar, ella intuye y se lanza, no necesita mediadora. Al principio los alfileres, con los que se ha pinchado mil veces pero no se queja, pues ella es quien decide cogerlos y probar. Y poco después ya con la máquina directamente. Las actividades de costura que Abril ya ha descubierto son una tarea pendiente que me gustaría presentarle a Lluna. Ya sabe cambiar la canilla, quitar el prensatelas, hacer costuras adelante y atrás (todo ésto en mi máquina que no falla), y lo que más le gusta es el pedal (de su máquina Buki). Ella es quien mejor lo maneja, con más precisión y atino.

La falda de Lluna está confeccionada con sobras de la misma tela que la hermana, por lo tanto, no es de vuelo si no que está formada por una pieza asimétrica similar al círculo de la anterior.

 

20160714_204019_web

 

20160714_204350_web

 

l1080458_web

Ambas han hecho más creaciones este verano, así que pronto, antes de que se despida el calor, os las enseño.

 

¿Y a vuestros hijos/as, les gusta realizar actividades con las manos relacionadas con la costura?

Enlaces: Menuda inspiración.

Patrón: Patrón gratuito de Flutter Circle Skirt de Sew Mama Sew.

Tela: La Casa dels Retalls y ondulina de la Mercería de Gelines 😉

Spread the word. Share this post!

16 Comments

  1. Annacaljoan

    Responder

    Que maravilla estas costureras!! En casa Teo es el que siente mas curiosidad por la costura y ya empieza a hacer sus pinitos. Creo que pronto tendremos que poner un plannig de horarios para la juki!!

    • unamicamesijaesta

      Jajaja, me encanta que les guste esta afición. Lo que más me cuesta es detenerme con la mayor para explicarle conceptos de patronaje y confección tales como el patrón sobre papel y que el patrón se pasa a una tela 😉

  2. Responder

    ¡Qué pasada que Abril y Lluna se hayan cosido la falda! Yo tengo que reconocer que siempre les he dejado jugar con el alfiletero y las tijeras, pero no tocar la máquina.
    ¡Están guapísimas!

  3. Responder

    He olvidado decir que la máquina de tu abuela Dolores es preciosa. Qué bonitos recuerdos… Ojalá todas las abuelas nos hubieran enseñado a coser.

    • unamicamesijaesta

      Pues mira, ella se detuvo lo que pudo la mujer y lo que creyó que podía y lo que me queda de ella es el amor por el ganchillo y la costura, sí, aunque verdaderamente no me enseñó del todo… 😉 Y respecto a las niñas, sí, Abril ya ha confeccionado su 2ª falda y Lluna la terminará en breve cuando quiera/se pueda.

  4. Responder

    Caram quin parell de mini-costureres!! La meva juga amb els fils i li encanta posar la canilla. Però quan li dic de fer algo més ja se m’escapa 😛
    Maquíssimes les faldilles!

    • unamicamesijaesta

      És qüestió d’interés és clar. És una tasca que requereix molta paciència i això s’adquireix amb el temps. Jo encara ara intento tenir més paciència!! jejeje

  5. Responder

    Quines artistes!!! A la meva filla gran li vam regalar una màquina de cosir de juguet, però mai ha funcionat bé… Crec que valdrà més comprar-li ja una de veritat.

    • unamicamesijaesta

      Deu ser un fet comú això de les màquines de cosir per nens/es, mai acaben de funcionar bé!! ;(

  6. Enaitz

    Responder

    Me has dejado sorprendida! pero que artistas las dos!y que faldas más bonitas y especiales! A mis hijos no les motiva mucho coser de momento…

  7. Responder

    Que valor!! Con cuatro años no dejo que la mía toque la máquina, con los alfileres se tiene que conformar :-). La verdad es que los pasos que has ido comentando de Abril los he intentado con mi Bicho pero no ha habido manera, eso de “coser” agujeros, hacerme caso en el uso de la aguja con hilo… Quizá dentro de un añito.
    En mi casa había una máquina como la de tu abuela, pero nunca he sido capaz de coser con ella.

    • unamicamesijaesta

      La verdad es que depende tantísimo de la etapa de desarrollo de cada peque, y de sus intereses claro! Mis 2 hijas son diferentes y con cada una trato de enfocarlo también de manera distinta para que les resulte atractivo. De todas formas, no las siento yo a mi vera, si no que vienen ellas y meten las zarpas!! jajaja.

  8. Responder

    Me ha encantado tu entrada! vaya maravilla de costureras tienes, si empiezan a tan corta edad pronto serán unas profesionales. Es precioso disfrutar con ell@s de nuestras aficiones e intereses. y que les pique la curiosidad por aquello que hacemos. Mi pequeño, se ha acercado alguna vez, le gusta elegir las puntadas y darle al botón de retroceso para ayudarme. Alguna vez quiere sentarse conmigo a coser, pero no tantas como a mi me gustaría. ¡Disfrutad!

    • Ja, ja, si las zarpas las mete ella sola, pero no aguanta… me pide cualquier cosa (por ejemplo, ropa para el muñeco) y la quiere para ya, se pensará que chasqueando los dedos se acaba, me quiere ayudar, en dos minutos si llega ya se ha ido a otra cosa.

  9. Imilce MANOS REVOLTOSAS

    Responder

    Qué artistas!! A mi hija le encanta todo lo que tenga que ver con pintar, recortar y coser (con una aguja lanera)…aunque también le vuelve loca montar en bici y escalar por las piedras;)
    Cada vez que me ve en la máquina acaba en mi regazo “ayudándome” a coser.

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *