Llévame al huerto

Hace ya muchos años que conozco a Helena, de nuestros tiempos en la universidad, y creo que esta bella imagen que os muestro es un retazo de un día magnífico, de un instante mágico en el que ella me pilló desprevenida mientras nos hacía fotos su hija mayor y me dio un abrazo y un beso de verdad. Creo que hasta la niña se sorprendió de vernos tan agarradas.

Fui por sorpresa “al pueblo” y como no, convocamos a amigas y amigos para comer algo en EL HUERTO. Este huerto es un espacio lleno de buen rollo, de buena comida, de libertad, de crianza, de respeto, de amistad… Y Helena siempre está en este ambiente tan agradable de compartir.

Hablamos de su vestido detenidamente… pero no me enrollo aquí sobre eso porque seguro que ella en su entrada os expone su opinión al respecto, jajaja.

Y antes de la comida, Helena me preguntó si llevaría alguna prenda nueva y justamente me acababa de coser velozmente una camiseta de manga corta para darme el gusto de estrenar algo. Y, ¡qué casualidad! Había usado una de las telas que me regaló hace poco por mi cumple y que me encanta 😉 Jajajaj. Repetí con el patrón Arorua de La Pantigana y Mi Rincón de Mariposas porque me resulta

cómodo

informal

se pueden combinar telas

rápido de coser

compatible con la lactancia de niñas que dan volteretas en la teta

Le falta un planchado en el trasero porque la curva se ve fatal.

Además, justo en este plano, se ve el empalme feote del cuello, ¡vaya tela!

Nada más llegar a mi pueblo mi prima y mis amigas me preguntaron por el lacito amarillo, y les dije que había sido un detalle sin más, que me gusta hablar de política pero no me gustan las ensignias 😉

No he podido contenerme y compartir con vosotras algunos instantes de ese gran día en el campo, que para Helena y para mi son tan significativos porque en este lugar tan mágico es donde solemos encontrarnos con nuestras pequeñas (aunque en las fotos salen criaturas de otras familias).

Helena, te envío desde Aranjuez otro fuerte abrazo porque te quiero muchísimo

aunque a veces no te achuche como nos merecemos.

Pasaos por MIMI y veréis todo lo que han cosido estas chicas ingeniosas y pilas que nunca paran 😉

 

Patrón: Arorua de La Pantigana , muchas gracias de nuevo por este patrón. 

Telas: tela de punto con flores de Hamburger Liebe ¡¡regalo de Helena!!, punto roma naranja de tienda física en Carabanchel, amarilla de punto de CalJoan,

Fotos: Helena y una de sus hijas 😉

Feliz con mi Arorua de La Pantigana

Hace un mes tuve unas semanas en las que me entregué a la terapia de coser, esa que tanto me cuesta priorizar últimamente. Estuve días y días durmiendo 4 o 5 horas con la finalidad de sentirme satisfecha y coser todo lo que me diera la gana. Principalmente, costuras fáciles: algunas camisetas nuevas para mi, otras para las niñas, vestidos para regalar, pijamas, etc.

 

Regalé prendas, primero a mi misma, luego a personas de mi familia, y también a alguien más…

Me sentí relajada, aunque cansada, y me volví a dar cuenta de lo bien que me hace coser.

Metí la pata en tropecientos detalles en los que hace unos años jamás me hubiera equivocado… pero estar en frío es lo que tiene.

 

 

La manga me quedó un pelín corta por falta de puño amarillo.

Mi Lluna hermosa jugando con la cámara.

Los bolsillos parecen más bien apliques que bolsillos por su tamaño. Primero usé FOE para los bordes tal y como recomiendas La Pantigana en su tutorial, pero como estiré un poco, al ver el bolsillo terminado, la tela se arrugaba porque ese FOE se debía coser sin estirar. Como era imposible descoserlo por la puntada que había elegido, corté a saco, entonces el agujeró se agrandó mucho y de ahí el resultado de los megabolsillos. Así se ve más tela estampada que bien bonita es.

 

Gracias MiRincónDeMariposas y La Pantigana por este bonito patrón. Gracias a aquellas chicas sobre todo de MIMI que habréis entrado en esta entrada porque os haya llamado la atención algo de la foto.

Patrón: Arorua de La Pantigana

Telas: punto roma naranja de tienda física en Carabanchel, amarilla de puño de CalJoan, tela de punto con flores de Hamburger Liebe.

Fotos: las 3 niñas de la casa con la ayuda de un trípode.

Vestido 3 COLORES

3 COLORES

3 COLORES PARA UN VESTIDO COLORIDO

AMARILLO NARANJA LILA

NARANJA LILA AMARILLO

LILA AMARILLO NARANJA

3 colores que dicen mucho porque son llamativos

que dicen mucho a mi cara y a la gente que se lo encuentra de frente

habrá a quien le asuste y no le guste

habrá a quien le encante

a mi me encanta

Un vestido que lo dibujo, lo pienso, corto las telas, sus piezas, pongo alfileres, coso, descoso, pruebo, modifico y ajusto sin priorizar que sea para lactar, porque todavía lacto pero ya no lo priorizo

Este vestido lo confeccioné antes que el que os mostré la semana pasada. Aproveché las telas que me quedaban por el armario, entre ellas, un resto de tela estampada de punto de NOSH que nos regalaron en el Sewing Camp 2016 preciosa y que ya conoceréis por otras blogueras.

Me encantan los colores, cómo están combinados, el patrón se ajusta a mi cuerpo, el largo de la falda… ¡me encanta y es cómodo! Hay un error que últimamente me ha pasado en más vestidos y camisetas, y es que se me desboca el cuello por la parte trasera, pero total, como no lo veo, pues no le doy demasiada importancia.

Enlaces: MIMI, el club de las malas costureras

Patrón: Patrón propio inspirándome en Sommerimmerkleid Anni.

Tela: telas de punto lisas de Caljoan y tela estampada de NOSH regalo del Sewing Camp 2016.

Paisajes en extinción – chaqueta uma

Paisajes en extinción son aquellos que alguna vez existieron en nuestra vida, que dejan de estar presentes porque la sociedad se los lleva, porque permitimos que se los lleven, porque nuestra mente ya no los recuerda, porque nuestros sentidos ya no los perciben.

Para poder evocar esos paisajes en extinción podemos dejarnos llevar por el abandono, por el abandono como belleza, como exaltación a la nada, a la ausencia de movimiento, la apología a la interrupción.

Reivindicar la interrupción para dejar que los sentidos se vacíen y luego vuelvan a percibir. Dejar de tocar para poder acariciar, dejar de oler para intuir, dejar de escuchar para oír, dejar de mirar para ver, sin focalizar, sin intención pero con atención, sin necesidad de comprender, pero con los oídos abiertos pero con los ojos abiertos no a lo que escuchamos ni a lo que miramos sino a todo lo que oímos y vemos sin que para ello exista sonido o exista luz”, así sintetiza Julio Fernández Peláez de lo que habla la pieza performance de la compañía de teatro Anómico Teatro que tuve el placer de ver hace unas semanas. 

El olor a rosquillas de anís que cocinaba con mi abuela

Las antiguas naves de Poble Nou ya no sirven para la industria, sirven para acoger a personas sin techo

Las tardes yendo y viniendo en bici con mi amiga M.

Los viajes inacabables con el Renault 4 amarillo de mis padres

Aquellas vacaciones en Benidorm olían a macarrones con tomate

Las conversaciones sobre chicos con mis amigas cuando teníamos 13 años

El olor y gusto dulzón del licor de endrinas

Las películas de vaqueros

Los casettes apilados en un armario de casa

El volumen de la tele que mirábamos durante incansables horas

El temblor de mis piernas cuando salía de la piscina y el aire se colaba por una rendija de la ventana

El olor a ferormonas desprendidas con el baile sexual de los cartageneros de Colombia

Aquel viaje al Pilar de Zaragoza, esa muchedumbre que esquivábamos con litros de alcohol

Tus caricias, esas caricias inolvidables de tus dedos en mis dedos

Respiré el miedo cuando oí el rumor de decenas de caballos acercarse a nuestros sacos de dormir al raso en Mongolia

Metamorfosis de Kafka, mascando el placer de una obra tan impresionante

Tu mirada empática y cercana la tengo siempre grabada en mi mente

El olor a animales que tenían las casas de Alusí, sierra de Chimborazo, Ecuador

 

Paremos, paremos para luego retomar la vida real y tratar de percibirla con todos nuestros sentidos, más puros y atentos.

Evoquemos nuestros recuerdos, sobre todo ahora que llega la Navidad.

 

¿Cuáles son tus paisajes en extinción?

Hay algunas cosas de mi chaqueta UMA que no me convencen, pero como está confeccionada con algunos de mis colores favoritos me combina y me la pongo, que es bastante importante.

Enlaces: MIMI, el club de las malas costureras

Patrón: Patrón chaqueta UMA de Manos Revoltosas, muchísimas gracias por tu generosidad. 

Tela: tela de sudadera de invierno con velour de Cal Joan, snaps de Snapclic.

Vestido Tulipa con Ali

Montse: Oye Alicia, que este finde subo a Madrid que tengo clases en la uni.

Alicia: Genial, así nos vemos un rato y nos tomamos unas cañas.

Alicia: Llego tarde… mira qué llevo puesto.

Montse: ¿Nos vemos en Ribas y Casals no?

(nunca quedamos en una tienda de telas, por raro que os parezca, siempre nos vamos a tomar cañas y cenar)

Montse: Pero María, ¿qué haces aquí? ¡Qué guay verte!

María: Miramos telas, alguna pillo, os hago unas fotos, y vuelvo a la comida con colegas en la que estaba. Pero vámonos a Paredes que siempre tienen telas con descuentos.

Nos quitamos las chaquetas para lucir nuestros vestidos. 1 metro de tela Nice Biene de Lillestoff, repartido para las 2. ¡Menudo quebradero de cabeza hemos tenido las dos para sacar una prenda! Además la tela es preciosa pero difícil de combinar

Yo he optado por un vestido con escote de pico y un bies de tela de punto en el borde. El pico del escote quise que se alineara con el límite de la manga donde acaba la tela estampada. Un detalle insignificate pero significativo. Esta es la segunda versión de un primer vestido que todavía no he publicado y cuyo patrón confeccioné inspirándome en el conocido Sommerimmerkleid Anni. Id a la página de las primas y veréis lo que nos cuenta Ali sobre su vestido.

María: Jolines, se os ve sosas de pelotas.

Montse y Alicia: Nos giramos y lucimos un poco de espalda y trasero.

Alicia: Si salimos sosas en las fotos qué le vamos a hacer.

Montse: Me mola la idea de que estos son tus 2 hijos. ¡Qué tierno!

Fotos con abrazos empalagosos para mostrar felicidad, buen rollo y amistad. Fotos sinceras, porque 1 vez al mes subo, un sábado concretamente, voy a Madrid para ir a la universidad y casi siempre veo a Alicia. Le llamo y ella pone todo facilidades. Fluimos, charlamos y nos contamos confesiones, compartimos preocupaciones y alegrías, y es de una gran belleza y felicidad hacer amigas con cierta edad, con mis treinta y pico y con sus …?

 

Por muchas quedadas más, con cerveza o sin ella.

Por mucha amistad más, con vestidos y a fuego lento.

 

Enlaces: MIMI, el club de las malas costureras

Patrón: Patrón propio inspirado en Anni.

Tela: tela estampada Nicibiene de Lillestoff y telas lisas de Caljoan.

Translate »