Opfikon en Lisboa

Esta es una entrada rara, porque esta Opfikon debería enseñárosla con fotos de Helena y yo (y también nuestra gran amiga Irene) en Lisboa, y no ha podido ser así. Por motivos que a veces se escapan de nuestro entendimiento, las circunstancias se dan, y a veces nos acompañan en el momento apropiado.

Helena, Irene y yo nos conocemos desde hace mucho, hace ya casi la mitad de nuestra vida, cuando empezamos en la universidad Traducción e Interpretación. Hemos compartido momentos muy buenos y, sobre todo, hemos cultivado nuestra amistad como si de una planta se tratara.

Sabéis que soy sentimental o, mejor dicho, que este blog resulta un espacio de terapia para mi y a veces cuento lo que me nace del corazón, sin tapujos, y dejando las prendas de lado.

Cada año Helena, Irene y yo planificamos una salida juntas, sin familia ni criaturas, muy gratificante y refrescante. Esta vez que habíamos elegido un lugar tan bonito como es Lisboa nos faltó nuestra cabal H., esa que hemos echado en falta para que nos hiciera aterrizar en temas menos reflexivos y profundos como los que tratamos Irene y yo. Te diría mil cosas Helena, pero me las reservo para cuando por fin nos veamos en persona y te pueda dar un abrazo apretujón enorme, a ti y a tu pierna.

Te tengo que confesar que cuando me probé esta Opfikon pensé “¡jodida viscosa!”. Acababa de abortar, tenía tripa y la tela se pegaba a mi cuerpo marcándolo todo. No me gustó ver tanto mis curvas. Ahora mi barriga a vuelto más o menos a su ser y le he cogido cariño a esta prenda tan bonita y de color liso.

Opfikon en Lisboa, gracias Helena por compartir el patrón. 

Voy a ver qué han cosido las chicas de Mimi  😉

Patrón: Opfikon de Maquinandopatrones.

Tela: viscosa turquesa de ¿Els Encants? Ya no lo recuerdo…

Enlace: MIMI  de Malas costureras.

Por fin, mi Opfikon

Nos vestimos para vivir en nuestra sociedad, en nuestro tipo de sociedad, porque el nudismo está vetado por nuestro pueblo aunque esté permitido en algunos espacios, y porque vestirnos significa mucho.

Desvestirnos, desnudarnos, también significa mucho, para algunas personas demasiado.

Últimamente reflexiono mucho sobre lo que dice nuestro cuerpo, lo que dice nuestro aspecto… y lo que queremos o logramos transmitir con nuestra ropa. Pienso en la comodidad, en la belleza de los tejidos, en las costuras rápidas o los remates elaborados…

Opfikon en vestido, gracias Helena por compartir el patrón. 

Me encanta que dediques tu tiempo, ilusión y esfuerzo en digitalizar un patrón que con tanto esmero has elaborado para ti y para la comunidad de costureras. Estos últimos años has crecido muchísimo como costurera, con confecciones elaboradas y pensadas para ti, con los tejidos y medidas apropiados para tu cuerpo y tu estilo de vida. Qué ganas de achucharte a ti y a tu pierna envenenada 😉

   

 

Mis hijas también quisieron hacerme fotos. Imagináos cuales son las palabras que acompañan a estos gestos 😉

Y vosotras,

qué pensáis sobre vuestra imagen, vuestra ropa…

¿Pensáis en ello de vez en cuando?

Voy a ver si las chicas de Mimi le dan un poco al coco y al pico 😉

Patrón: Opfikon de Maquinandopatrones.

Tela: algodón con viscosa floreada de nosedonde y de nosecuando 😉

Enlace: MIMI  de Malas costureras.

El post de Dubái – 10º aniversario

¡¡Nuestro décimo aniversario queda inaugurado con “El post de Dubái”!! ¡¡Por fin!!

L1080181_web

¡Por aquí todavía no hace “caloret”!

Hace 10 años que nos conocimos en la Universidad. Tú, H. (de maquinandopatrones), estabas en el grupo de alemán, y yo en el de inglés (de traducción). Nos conocimos por una amiga común, I., quien continua siendo una gran amiga para nosotras. ¿Quién nos iba a decir entonces que nos unirían tantas cosas con el paso de los años?

Hace 10 años que no nos hemos perdido el rastro. Tú por Barcelona, yo por Colombia, tú por Suiza, yo por Ecuador, y al final todas a la Ciutat Comtal. Fuimos vecinas, y nuestra hijas, retoñitas entonces, se empezaron a conocer.

Hace 10 años que viniste por primera vez al Vendrell a comer “al huerto de Santa Oliva” con mis padres, y allí lo pasamos en grande en familia. Desde hace 5 años celebramos una gran calçotada a la que nunca faltáis.

Hace 10 años nunca me hubiera imaginado que dos noches antes de parir a mi primera hija estaría en el cine contigo viendo “La vie d’Adèle”… es una anécdota que me encanta recordar.

Hace 10 años no hubiera pensado que serías tú, justamente, quien me contagiaría a coser y confeccionar mis patrones 😉 ¡yuhu!

Y ahora… ¡celebramos ese 10º aniversario con entradas conjuntas! ¡Qué ilusión! Nos ha costado arrancar, pero ésta será la primera entrada de algunas más que ya iréis descubriendo.

La tela me la regaló mi amigo D. cuando regresó de su estancia en Dubái. Al principio no le di salida, pero creo que este verano le sacaré partido. Tiene una caida espectacular porque es sedosa, y aunque parezca que no me pega llevar algo con esta tela, ¡¡sí que me gusta!!

L1080185_web

 

Ha habido múltiples errores durante la costura, aquí un resumen de lo que se podría mejorar:

  • CORTAR Y COSER TELA MUY FINA (o SEDOSA): cortar con cutter rotativo y regla. Coser con aguja fina. Del hilo, ni idea, he usado el que tenía en casa y me ha ido bien.

L1080190_web

Queda cortita pero picantona. ¡Viva el muslamen!

Pulsera masai de la campaña contra la Mutilación Genital Femenina de Mundo Cooperante

  • FRUNCIDO TRASERO: realizado con hilo elástico en la canilla, así de sencillo. Ha sido mi primer fruncido, y ni tan sólo me puse a hacer una prueba antes. Las costuras están torcidas, y el elástico de arriba del todo está mal medido (y no lo voy a rectificar, creo). Por eso el trasero no se ve recto, si no con forma de trapecio.
  • FRUNCIDO EN TODA LA FALDA: realizado con elástico transparente, cómodo de usar, pero también mal calculado porque me parece complicado calcular el ancho de tela + el fruncido de la falda + el fruncido trasero con hilo elástico.

L1080188_web

L1080186_web

  • CINTURA: el adorno negro en la cintura, un rectángulo sin más, es el resultado, ingenioso y satisfactorio, de haberme metido la falda tan tranquila y haber petado un poco las costuras laterales. ¡Fallo! la tela requería entretela en la cintura para sostenerla mejor. Tenía pensado ponerle botones forrados al mal-llamado adorno negro pero al final lo he descartado.
  • LARGO DE LA FALDA: pensé que un toque de color negro en el largo de la falda le iría de perlas. Primero la corté mucho, y luego opté por ponerle un “toque de color” grandote, vamos, una tira ancha, tan ancha como el adorno de la cintura.

L1080180_web

Barrigón colgando de post-parturienta

L1080196_web

Mi rubia y yo con nuestras plantas globo y poleo-menta más contentas que un “gíngol”

Estoy contentísima con el resultado, a ver si es verdad que me pongo la falda tanto como creo. Y a Rumsear.

¿Os pasáis a ver qué ha cosido Maquinandopatrones con la tela de Dubai?

Coming soon… ¡Más entradas conjuntas!

Patrón: patrón propio a partir de una falda de hace mil años.

Telas: tela sedosa Made in Indonesia pero comprada en Dubái (¡¡gracias Damien!!), tela negra de lino de hace mil años que ronda por el armario.

Fotografía: MADE BY LLUNA, mi hija de 2 años y 5 meses, y ABRIL, de 4 años.

 

Translate »