Vestido colorido de lana para niña

Me hace ilusión

y algo de nervios

volver a publicar después de unos meses.

Así que allí voy, sin más dilaciones.

A principios de este otoño e invierno nos dimos cuenta de que la ropa ya le iba excesivamente pequeña a Abril, quien parecía que había dado un gran estirón. Opté por hacerle:

  • prendas básicas y rápidas de coser.
  • prendas bonitas que salen un poco del día a día (nuestro modo de ir “bien vestidas” dista de lo común. Este vestido es “de vestir”.
  • prendas útiles y funcionales que le vayan bien hasta los 7 años (en algún caso me pasé).

Aun así, la falta de tiempo este otoño e invierno nos han llevado a comprarle algunas prendas con algún vale que teníamos, entre ellas las archiconocidas sudaderas con lentejuelas que giran.

Esta niña va creciendo y a su vez, en los gustos. Ahora ya tiene claro qué prendas son sus favoritas, cuáles son más cómodas, y ya no la convences fácilmente.

Este vestido de lana lo he confeccionado a partir de uno mío que hacía años que tenía y que había dejado de ponérmelo. Le quité las bolitas que tenía, y le metí tijeras. De ahí que le haya quedado grande, porque quería aprovechar los bolsillos y demás y al final la cinturilla le queda baja, y la falda ancha, pero en pocos meses se le ajusta que ni pintado.

Telas: tela de camiseta de rayas de CalJoan.

Patrón: propio. Cortando, calculando y… ¡ya está listo!

Enlace: Menuda Inspiración.

Vestido 3 COLORES

3 COLORES

3 COLORES PARA UN VESTIDO COLORIDO

AMARILLO NARANJA LILA

NARANJA LILA AMARILLO

LILA AMARILLO NARANJA

3 colores que dicen mucho porque son llamativos

que dicen mucho a mi cara y a la gente que se lo encuentra de frente

habrá a quien le asuste y no le guste

habrá a quien le encante

a mi me encanta

Un vestido que lo dibujo, lo pienso, corto las telas, sus piezas, pongo alfileres, coso, descoso, pruebo, modifico y ajusto sin priorizar que sea para lactar, porque todavía lacto pero ya no lo priorizo

Este vestido lo confeccioné antes que el que os mostré la semana pasada. Aproveché las telas que me quedaban por el armario, entre ellas, un resto de tela estampada de punto de NOSH que nos regalaron en el Sewing Camp 2016 preciosa y que ya conoceréis por otras blogueras.

Me encantan los colores, cómo están combinados, el patrón se ajusta a mi cuerpo, el largo de la falda… ¡me encanta y es cómodo! Hay un error que últimamente me ha pasado en más vestidos y camisetas, y es que se me desboca el cuello por la parte trasera, pero total, como no lo veo, pues no le doy demasiada importancia.

Enlaces: MIMI, el club de las malas costureras

Patrón: Patrón propio inspirándome en Sommerimmerkleid Anni.

Tela: telas de punto lisas de Caljoan y tela estampada de NOSH regalo del Sewing Camp 2016.

Paisajes en extinción – chaqueta uma

Paisajes en extinción son aquellos que alguna vez existieron en nuestra vida, que dejan de estar presentes porque la sociedad se los lleva, porque permitimos que se los lleven, porque nuestra mente ya no los recuerda, porque nuestros sentidos ya no los perciben.

Para poder evocar esos paisajes en extinción podemos dejarnos llevar por el abandono, por el abandono como belleza, como exaltación a la nada, a la ausencia de movimiento, la apología a la interrupción.

Reivindicar la interrupción para dejar que los sentidos se vacíen y luego vuelvan a percibir. Dejar de tocar para poder acariciar, dejar de oler para intuir, dejar de escuchar para oír, dejar de mirar para ver, sin focalizar, sin intención pero con atención, sin necesidad de comprender, pero con los oídos abiertos pero con los ojos abiertos no a lo que escuchamos ni a lo que miramos sino a todo lo que oímos y vemos sin que para ello exista sonido o exista luz”, así sintetiza Julio Fernández Peláez de lo que habla la pieza performance de la compañía de teatro Anómico Teatro que tuve el placer de ver hace unas semanas. 

El olor a rosquillas de anís que cocinaba con mi abuela

Las antiguas naves de Poble Nou ya no sirven para la industria, sirven para acoger a personas sin techo

Las tardes yendo y viniendo en bici con mi amiga M.

Los viajes inacabables con el Renault 4 amarillo de mis padres

Aquellas vacaciones en Benidorm olían a macarrones con tomate

Las conversaciones sobre chicos con mis amigas cuando teníamos 13 años

El olor y gusto dulzón del licor de endrinas

Las películas de vaqueros

Los casettes apilados en un armario de casa

El volumen de la tele que mirábamos durante incansables horas

El temblor de mis piernas cuando salía de la piscina y el aire se colaba por una rendija de la ventana

El olor a ferormonas desprendidas con el baile sexual de los cartageneros de Colombia

Aquel viaje al Pilar de Zaragoza, esa muchedumbre que esquivábamos con litros de alcohol

Tus caricias, esas caricias inolvidables de tus dedos en mis dedos

Respiré el miedo cuando oí el rumor de decenas de caballos acercarse a nuestros sacos de dormir al raso en Mongolia

Metamorfosis de Kafka, mascando el placer de una obra tan impresionante

Tu mirada empática y cercana la tengo siempre grabada en mi mente

El olor a animales que tenían las casas de Alusí, sierra de Chimborazo, Ecuador

 

Paremos, paremos para luego retomar la vida real y tratar de percibirla con todos nuestros sentidos, más puros y atentos.

Evoquemos nuestros recuerdos, sobre todo ahora que llega la Navidad.

 

¿Cuáles son tus paisajes en extinción?

Hay algunas cosas de mi chaqueta UMA que no me convencen, pero como está confeccionada con algunos de mis colores favoritos me combina y me la pongo, que es bastante importante.

Enlaces: MIMI, el club de las malas costureras

Patrón: Patrón chaqueta UMA de Manos Revoltosas, muchísimas gracias por tu generosidad. 

Tela: tela de sudadera de invierno con velour de Cal Joan, snaps de Snapclic.

Vestido Tulipa con Ali

Montse: Oye Alicia, que este finde subo a Madrid que tengo clases en la uni.

Alicia: Genial, así nos vemos un rato y nos tomamos unas cañas.

Alicia: Llego tarde… mira qué llevo puesto.

Montse: ¿Nos vemos en Ribas y Casals no?

(nunca quedamos en una tienda de telas, por raro que os parezca, siempre nos vamos a tomar cañas y cenar)

Montse: Pero María, ¿qué haces aquí? ¡Qué guay verte!

María: Miramos telas, alguna pillo, os hago unas fotos, y vuelvo a la comida con colegas en la que estaba. Pero vámonos a Paredes que siempre tienen telas con descuentos.

Nos quitamos las chaquetas para lucir nuestros vestidos. 1 metro de tela Nice Biene de Lillestoff, repartido para las 2. ¡Menudo quebradero de cabeza hemos tenido las dos para sacar una prenda! Además la tela es preciosa pero difícil de combinar

Yo he optado por un vestido con escote de pico y un bies de tela de punto en el borde. El pico del escote quise que se alineara con el límite de la manga donde acaba la tela estampada. Un detalle insignificate pero significativo. Esta es la segunda versión de un primer vestido que todavía no he publicado y cuyo patrón confeccioné inspirándome en el conocido Sommerimmerkleid Anni. Id a la página de las primas y veréis lo que nos cuenta Ali sobre su vestido.

María: Jolines, se os ve sosas de pelotas.

Montse y Alicia: Nos giramos y lucimos un poco de espalda y trasero.

Alicia: Si salimos sosas en las fotos qué le vamos a hacer.

Montse: Me mola la idea de que estos son tus 2 hijos. ¡Qué tierno!

Fotos con abrazos empalagosos para mostrar felicidad, buen rollo y amistad. Fotos sinceras, porque 1 vez al mes subo, un sábado concretamente, voy a Madrid para ir a la universidad y casi siempre veo a Alicia. Le llamo y ella pone todo facilidades. Fluimos, charlamos y nos contamos confesiones, compartimos preocupaciones y alegrías, y es de una gran belleza y felicidad hacer amigas con cierta edad, con mis treinta y pico y con sus …?

 

Por muchas quedadas más, con cerveza o sin ella.

Por mucha amistad más, con vestidos y a fuego lento.

 

Enlaces: MIMI, el club de las malas costureras

Patrón: Patrón propio inspirado en Anni.

Tela: tela estampada Nicibiene de Lillestoff y telas lisas de Caljoan.

Sudadera con cremallera, por favor

Las niñas siempre prefieren las sudaderas o jerseis que lleven cremallera. A mi también me resultan muy versátiles. Son indudablemente sus favoritas.

Esta sudadera la empezó a llevar Abril cuando tenía 3 años, ahora tiene 5 casi 6. Esta sudadera todavía se la pone, aunque se está convirtiendo en la favorita de Lluna, la siguiente. Es lo que tiene que sean tan seguiditas y todas niñas, usan la ropa sin descanso.

 

 

 

La cosí hace 4 años, cuando sabía coser mucho menos que ahora, y sinceramente me quedó bastante bien. La hice reversible porque la tela de sudadera de verano pensé que abrigaría poco, así que le puse punto por dentro. No me llegaba la tela así que hice una rest piece jacket en toda regla.

 

Enlaces: Menuda Inspiración de la Pantigana.

Fans de Ottobre (la segunda Rest Piece que se publica!! qué sorpresa!!)

Patrón: Ottobre Summer 3/2013. 26. Rest Piece (hooded sweat jacket). Sudadera con capucha.

Materiales: tela de Ribes y Casals.

Translate »