Por fin, mi Opfikon

Nos vestimos para vivir en nuestra sociedad, en nuestro tipo de sociedad, porque el nudismo está vetado por nuestro pueblo aunque esté permitido en algunos espacios, y porque vestirnos significa mucho.

Desvestirnos, desnudarnos, también significa mucho, para algunas personas demasiado.

Últimamente reflexiono mucho sobre lo que dice nuestro cuerpo, lo que dice nuestro aspecto… y lo que queremos o logramos transmitir con nuestra ropa. Pienso en la comodidad, en la belleza de los tejidos, en las costuras rápidas o los remates elaborados…

Opfikon en vestido, gracias Helena por compartir el patrón. 

Me encanta que dediques tu tiempo, ilusión y esfuerzo en digitalizar un patrón que con tanto esmero has elaborado para ti y para la comunidad de costureras. Estos últimos años has crecido muchísimo como costurera, con confecciones elaboradas y pensadas para ti, con los tejidos y medidas apropiados para tu cuerpo y tu estilo de vida. Qué ganas de achucharte a ti y a tu pierna envenenada 😉

   

 

Mis hijas también quisieron hacerme fotos. Imagináos cuales son las palabras que acompañan a estos gestos 😉

Y vosotras,

qué pensáis sobre vuestra imagen, vuestra ropa…

¿Pensáis en ello de vez en cuando?

Voy a ver si las chicas de Mimi le dan un poco al coco y al pico 😉

Patrón: Opfikon de Maquinandopatrones.

Tela: algodón con viscosa floreada de nosedonde y de nosecuando 😉

Enlace: MIMI  de Malas costureras.

Spread the word. Share this post!

1 Comments

  1. Responder

    Gracias por coser mi patrón, Montse. Me gusta mucho la versión vestido, y me encanta la idea de imaginar las palabras que acompañan a los gestos. Los de Aran están muy claros, quiere decir: “Una mica més i ja està!!” y tú le dices suavemente que no, que la teta se acabó.
    Yo pienso a menudo en la ropa y la imagen. Ya sabes que el tema de teñir o no las canas, de aceptarlas, me ha ocupado también la mente. A veces me contradigo, otras no; a veces tengo ideas feministas que luego pienso que no lo son tanto; a veces quiero hacer como todo el mundo y otras veces me digo que ya está bien de ser un borrego… En fin, que todo esto y mucho más lo debatiremos dentro de un mes exacto en Lisboa. Porque mi pierna envenenada y yo no pensamos perdernos la cita 😉 Si me curo antes, habrá que coser algo para la ocasión, muajajajajaja.

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »