Opfikon en Lisboa

Esta es una entrada rara, porque esta Opfikon debería enseñárosla con fotos de Helena y yo (y también nuestra gran amiga Irene) en Lisboa, y no ha podido ser así. Por motivos que a veces se escapan de nuestro entendimiento, las circunstancias se dan, y a veces nos acompañan en el momento apropiado.

Helena, Irene y yo nos conocemos desde hace mucho, hace ya casi la mitad de nuestra vida, cuando empezamos en la universidad Traducción e Interpretación. Hemos compartido momentos muy buenos y, sobre todo, hemos cultivado nuestra amistad como si de una planta se tratara.

Sabéis que soy sentimental o, mejor dicho, que este blog resulta un espacio de terapia para mi y a veces cuento lo que me nace del corazón, sin tapujos, y dejando las prendas de lado.

Cada año Helena, Irene y yo planificamos una salida juntas, sin familia ni criaturas, muy gratificante y refrescante. Esta vez que habíamos elegido un lugar tan bonito como es Lisboa nos faltó nuestra cabal H., esa que hemos echado en falta para que nos hiciera aterrizar en temas menos reflexivos y profundos como los que tratamos Irene y yo. Te diría mil cosas Helena, pero me las reservo para cuando por fin nos veamos en persona y te pueda dar un abrazo apretujón enorme, a ti y a tu pierna.

Te tengo que confesar que cuando me probé esta Opfikon pensé “¡jodida viscosa!”. Acababa de abortar, tenía tripa y la tela se pegaba a mi cuerpo marcándolo todo. No me gustó ver tanto mis curvas. Ahora mi barriga a vuelto más o menos a su ser y le he cogido cariño a esta prenda tan bonita y de color liso.

Opfikon en Lisboa, gracias Helena por compartir el patrón. 

Voy a ver qué han cosido las chicas de Mimi  😉

Patrón: Opfikon de Maquinandopatrones.

Tela: viscosa turquesa de ¿Els Encants? Ya no lo recuerdo…

Enlace: MIMI  de Malas costureras.

Spread the word. Share this post!

4 Comments

  1. Responder

    Qué voy a decir… Que ojalá hubiéramos podido estar allí mi pie envenenado y yo, pero no pudo ser. Lo demás me lo guardo para conversaciones en vivo 🙂 Muac.

    • Irene

      Supongo que se puede decir que Helena estuvo presente a través de su arte. Lo que no ha dicho Montse es que durante nuestros 16 años de amistad, el tiempo que hemos pasado en la misma ciudad, particularmente yo que llevo fuera más de diez años, ha sido más bien corto. Con esto aprovecho para romper una lanza en favor de la amistad real y profunda en los tiempos del wassap y la movilidad profesional. Las amistades se cultivan, como dice Montse, desde un lugar no físico de afecto y entendimiento, de conexión y empatía, y por eso no se pierden. Porque de alguna manera siempre están con nosotras, forman parte de nuestra vida, nuestra conciencia y nuestra realidad, no dejamos nunca de interactuar con ellas en algún lugar de nosotros.
      La primera vez que vi a mis amigas después de terminar la carrera habían pasado más de tres años. Sin embargo, fue como si hubiera sido anteayer. Las personas a las que amamos están siempre con nosotros, más allá de cualquier circunstancia externa o personal, incluso cuando nos separamos.
      (Perdonadme la licencia…)

  2. Responder

    Una lástima que no pudierais estar las tres pero afortunadamente Helena está mejor y habrá muchas más ocasiones en las que disfrutar de esa amistad.
    La camiseta genial, el color me encanta

  3. Eli

    Responder

    Ay queridas amigas mías! Me encanta ver cómo cada año logran escapar de la rutina y regalarse un finde para… estar, sentirse, desahogarse y chismosear juntas!!! Me muero de las ganas de unirme al plan… y algún año lo lograré!!!
    Las admiro… a cada una apasionada con su cuento!
    Las recuerdo… con una sonrisa en mi corazón!
    Y las quiero mucho!!!

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »